AnálisisDestacado
Popular

Del covid-19 a cinco asteroides contra la tierra y la “nueva normalidad”

Por Mario Alberto Estrella.- Todo parece indicar que este lunes concluyó el primer acto de esta puesta en escena llamada “2020”. El día de hoy, los diarios del mundo han dejado de colocar en la parte superior de sus portadas las noticias relacionadas con la enfermedad y han dado paso a huracanes, disturbios, e incluso a una oleada de asteroides que vienen en camino a la tierra.

Tal vez sea hora de despertar, pero ¿qué pasaría si al despertar lo hiciéramos en una pesadilla peor?

Luego de 90 días de arresto domiciliario, Estados Unidos abrió sus puertas solo para decretar un toque de queda, el eterno desencuentro racial fue utilizado como detonante para desfogar la ira y frustración que se han apoderado del mundo, el evento tan televisado en el vecino país viene sucediendo a lo largo y ancho del planeta; sin embargo, los medios tradicionales han preferido mostrarnos invasiones extraterrestres, universos paralelos y hasta el lanzamiento de un cohete espacial, antes que mostrarnos la verdad.

Es importante que recapitulemos y pongamos nuestra mente en el antes de que el coronavirus fuera declarado una pandemia por los agentes del KAOS, al servicio de Don Gates, en TJ Times hicimos el esfuerzo de intentar ver más allá de la narrativa oficial.

Durante 90 días te mantuvieron en arresto domiciliario, te robaron el rostro y hasta tu Dios. Hemos estado el borde de perder la humanidad por la versión 2019 de la gripe, sin embargo, antes de exponernos al aire fresco y a la vitamina D, hagamos un recuento lo que se ha dicho en este espacio en los últimos 90 días.

El 2 de marzo, antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hiciera el anuncio de una “pandemia global capaz de borrar todo rastro de nuestra existencia en el planeta tierra”, te anunciamos que en algún momento de la primavera podríamos vivir una cuarentena como la que vivimos en 2009 durante la epidemia de la Gripe Porcina. Ya en ese momento afirmábamos que el coronavirus tenía un índice de mortalidad mucho menor que el de la influenza.

Lo dijo Franklin D. Roosevelt: “A lo único que hay que tenerle miedo es al miedo mismo”.

Desde el primer momento fuimos puntuales en señalar que esta “pandemia” se trataba de una demolición del sistema financiero global. Quince días después de declarada la supuesta pandemia, la OMS aprovechaba el río revuelto para erigirse en una especie de gobierno mundial de facto.

La historia desde esos editoriales pasados se ha ido trenzando sola y, poco a poco, las verdades han sido desveladas.

La OMS ha sido llamada al banquillo. Cada día son más las voces que se levantan señalando la mano negra de la sabelotodo de la salud de la especie humana. Ha actuado, en el menor de los casos, con una negligencia criminal propia de una organización totalmente opuesta a los principios que le dieron voz y de unos meses para acá parece organización terrorista .

Durante 90 día por 24 horas ininterrumpidas, fuimos sometidos al terror extremo; los creadores de esta pesadilla has dispuesto de nuestras manos, ojos, brazos, ropa, calzado. No solo nos han robado nuestra identidad borrándonos el rostro con un tapabocas, sino que pretenden robarnos a Dios.

Sin embargo, esa historia ya es vieja, pues salimos de una pesadilla para caer en otra con la promesa que para el otoño caeremos en una más.
Lo evidente salta a la vista: estamos siendo testigos de la demolición del sistema financiero mundial. Eso ya lo habíamos dicho aquí.

Con 40 millones de desempleados en Estados Unidos, 90 días de confinamiento, y los medios sin cesar regurgitando historia de terror.
Mexico no canta mal las norteñas. La violencia se abre paso subrepciamiente mientras miramos para otro lado. Las protestas y saqueos que hemos presenciado en los últimos días( hablo de México) era un escenario completamente previsible. Tanto que hace tres semanas, y sin mucho aspaviento, el presidente Andrés Manuel López Obrador publicó un decreto en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en el que dotó de atribuciones extraordinarias de seguridad pública al Ejército y a la Marina, para que actúen en respaldo de la Guardia Nacional.

Ahora pretenden imponernos una mal llamada “nueva normalidad”, donde la normalidad es un oxímoron donde no se puede ser nuevo y normal al mismo tiempo. Sin embargo, ya nos la tragamos todititita.
Al igual que sacaron el metro y medio para la “sana” separación física y lo llamaron “distanciamiento social”, ahora pretenden instaurar una falsa realidad o más espeluznante aun, una realidad alterna!!!

No faltó el legislador embriagado de poder que sugirió que para volver a la normalidad, había que quitarse hasta la barba.

Nos quieren privar de responder a una sonrisa de nuestro vecino; pretenden robarnos el derecho a decidir si abrazamos o besamos; si corremos o nadamos; si caminamos o volamos, si hacemos el amor o dormimos. Al rato el INE será obligado a darnos salvoconductos para vivir como vivíamos antes…antes de que todo este invento insultante resquebrajara nuestra humanidad. Son ensayos para instaurar un modelo de control total-itario.
Como ya lo hemos mencionado, llegará el momento que el que tal vez el mayor acto de rebeldía será hacer el amor.


Nos quieren privar de responder a una sonrisa de nuestro vecino; pretenden robarnos el derecho a decidir si abrazamos o besamos; si corremos o nadamos; si caminamos o volamos, si hacemos el amor o dormimos. Al rato el INE será obligado a darnos salvoconductos para vivir como vivíamos antes…antes de que todo este invento insultante resquebrajara nuestra humanidad. Son ensayos para instaurar un modelo de control total-itario.

Como ya lo hemos mencionado, llegará el momento que el que tal vez el mayor acto de rebeldía será hacer el amor.

¿Tú, qué opinas?

Mario Alberto Estrella

Nacido en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, México el veintitrés de Junio del año de mil novecientos setenta. Egresado de la Licenciatura en Comunicación Gráfica, en 1994, Diplomado por el Instituto de Tecnología en Asunción Paraguay en 2001 y Certificado por Macromedia en 2006. A la fecha ha colaborado en quince distintos medios de comunicación, en diversas actividades como redacción, edición, diseño, fotografía y como Web Master.” Durante la última década del siglo XXI recorrí la frontera norte; de Matamoros a Tijuana, trabajando en diversos medios impresos fronterizos. En la segunda mitad de 1999 comienzo un recorrido por América Latina en el Venezuela de Chávez, pasando por el Chile de Bachelet, el Brasil de Lula, 20 años después me encuentro donde comienza la patria.

Articulos relacionados

Back to top button
shares
Close